Rss Feed
  1. HELLS BELLS

    domingo, 2 de junio de 2013



    Cuando Bon Scott murió, no había luz al final del túnel. Era el fin. Sus compañeros, desolados, se planteaban dejar algo que sin él carecía de sentido. Más que un compañero, era un amigo, un hermano. Alguien que luchó con su voz para elevar a los exitosos cielos del rock a esta banda de origen australiano. 
    Años después, tras mucho raciocinio y rumores de rendición, allí estaban ellos, en pie. Con un nuevo vocal a la cabeza, Brian Johnson -que nunca entraría igual en los corazones de los fans como Bon, y mucho menos al inicio- la banda se reunió y decidió levantarse como el resurgir poderoso de un guerrero dispuestos a seguir luchando.
    Actualmente, uno de sus numerosos himnos es "Hells Bells", canción de homenaje compuesta para honrar y recordar al idolatrado Bon Scott. Una canción que se inyecta en vena dilatando cada uno de nuestros sentidos, inyectando nuestros ojos en sangre recordando el legado de aquel hombre.

    El post-mourinhismo es esa carrera de Brian para tocar las hells bells.
    Las campanas retumbarán en cada latido al volver a ver a nuestro Madrid sin José. Un retumbar crítico, que apuesta por la gente pura y de verdad. Esa carrera será el madridismo salvaje que surge en el último suspiro de un segundo, un anarcomadridismo trombólico que nos otorgó Mourinho en unos escasos 3 años y del que nos sentimos especialmente orgullosos porque narra nuestra razón de ser. Una galopada encarnando el mal y la ira con la que furiosamente contraatacaremos, perversos. Las campanas redoblarán al sentirnos huérfanos, como en aquel fatídico 1980, pero seguirá. Es imparable.

    El mourinhismo se ha instalado, y como los viejos rockeros, nunca morirá.
    ¡Hells Bells!
    |


  2. Mourinho, una gota en el mar

    lunes, 6 de mayo de 2013


    DICIEMBRE 1989: Así titulaba "El País" la noticia: Los periodistas que informan de los entrenamientos del Real Madrid decidieron ayer no celebrar la conferencia de prensa con el entrenador del equipo madridista, John Benjamin Toshack, debido a sus desplantes de los últimos días. Toshack, al principio de esta temporada, decidió hablar con los periodistas los martes y viernes de cada semana, y no todos los días, como hizo su antecesor Leo Beenhakker. 
    "No les voy a atender cuando ustedes quieran. A partir de ahora hablaré con quien quiera y cuando quiera". John Benjamin Toshack


    MAYO DE 1998: "Hace mucho tiempo que la prensa me falta al respeto como persona y como profesional. Ya lo he dicho en otras ocasiones, pero hace mucho tiempo que la prensa me viene faltando al respeto como persona y como profesional. Todos los días se publican cosas inventadas que quiero desmentir categóricamente".
    "A pesar de su desprecio (el de los periodistas), cuando me siente en el banquillo en la final será mi partido número 99 en la Copa de Europa. Y no sé si lo sabrán pero ningún técnico tiene este palmarés. Pero ésto para el Madrid, para el público y para la prensa no vale. Es muy desagradable leer noticias falsas todos los días. Siempre he respetado a los medios de comunicación, pero no ha sido recíproco»". Jupp Heynckes


    AÑO 2000: "Parece que hay gente a la que no le interesa mi cara; que no le gusta mi forma de ser, la normalidad. Lo que me joroba es que sea gente que no va nunca a un campo de fútbol. Que no es deportista, que ha estado siempre metida en una nevera, en el despacho. Gente que no es del mundo del deporte; que ha vivido de la música. Y muy bien". 
    "He dicho que es difícil continuar, pero porque los datos demuestran que en el Madrid es complicado estar varios años en un cargo como éste".
    "Noto que hay bastante unanimidad en cuanto el tratamiento de la prensa hacia mí, aunque sí hay algún disconforme todavía con que yo ocupe éste cargo. Me parece que es más por negocio que por otra cosa. Hay ciertos medios a los que les interesa más alegría, más declaraciones, que el Madrid no sea un club sereno... No quiero entrar en ninguna guerra, pero me joroba porque parece que del fútbol habla todo el mundo, que todo el mundo es analista. Los peores son los ex árbitros y los ex jugadores. La mayoría de las veces, los comentarios de esa gente son poco elegantes". Vicente Del Bosque.


    AÑO 2007: "Capello veta a la prensa y a los aficinados". Fabio Capello tomó su primera decisión en la crisis madridista, contra los medios de comunicación y aficionados, al privarlos de presenciar los entrenamientos que serán a puerta cerrada desde ahora, lo que provocó la rebelión de los periodistas que realizaron un plante dejando vacía la sala de prensa. Al tiempo, ya se empieza a hablar de listas negras que incluyen a Ronaldo, Beckham y Raúl, entre otros. Así titulaba la notica el periódico "El Mundo". 



    AÑO 2007: "El problema no son las críticas. Tengo la sensación de que a veces al hablar del entrenador del Madrid se hace sin respeto. No lo digo sólo por mí, también con los anteriores. Hablamos de Schuster y olvidamos que es el entrenador del Real Madrid". 
    "Me gustaría que se recordara que no estamos aquí por un regalo. He trabajado mucho para estar aquí. Gracias al trabajo que he hecho he llegado a la cima". Bernd Schuster. 


    AÑO 2009: Así se redactaba la noticia tras los rumores sobre su posible salida: El técnico asegura que la sensación de frustración por ganar partidos y no recortar la distancia con respecto al eterno rival no está dentro del vestuario del Real Madrid, sino en la prensa y en la calle. Juande Ramos.



    MARZO DE 2011: "La prensa española no tiene dignidad. Es absolutamente cierto que los enemigos no son los periódicos de Barcelona, sino 'el falso amigo' que son los periódicos de Madrid. Sólo saben  utilizar el sarcasmo y la provocación.Siempre buscando enturbiar el ambiente. Prefiere al jugador español respecto al extranjero, pone a unos contra otros y manipula las opiniones". 


    "Algunas personas me han confirmado que ciertos jugadores han recibido un trato de favor por parte de la prensa, al pasar información confidencial, del vestuario, a determinados periodistas. Por ejemplo, Felipe Reyes dio una entrevista sin sentido, algo que en un club grande nunca debería pasar -al diario Marca el mismo día en que su equipo cayó derrotado ante el Montepaschi de Siena-".

    "Le dije a Florentino Pérez que lo que el Madrid necesita es una estructura de directivos que defiendan y apoyen al entrenador, porque en el Madrid el técnico debe ser instructor, psicólogo y domador". Ettore Messina.


    |


  3. Las claves para la remontada

    viernes, 26 de abril de 2013

    Claves para la remontada:

    1. El Madrid como entidad debe de actuar. Reducir su aportación a la remontada a colocar unas banderitas blancas en los asientos de los aficionados sería un error. Y también sería decepcionante.
    Antaño, los directivos del club repartían incluso silbatos para hacer del estadio un escenario infernal. Que tomen nota.

    CASILLAS: "QUEDAN 90 MINUTOS, TENEMOS QUE MORIR EN EL CAMPO. ESTAMOS DESEANDO DE QUE LLEGUE EL MARTES".

    2. Abrir el Bernabéu dos horas antes. Lanzar un mensaje a los aficionados: Id al estadio a las 18:45h. Llevad banderas, bufandas, vestid de blanco impoluto. Cuando los rivales inspeccionen el campo, que sus piernas tiemblen, que sus ojos sean el espejo del miedo que nace en su corazón. Que acojonados tiriten de pánico. Que los nuestros, al ver a más de 80.000 personas llenando el estadio horas antes del partido, interioricen las ansias de luchar, de pelear, de batallar para alcanzar la victoria.



    3. Sólo madridistas. Si al estadio acuden madridistas fariseos, bolsa de pipas en mano y bufanda bauliana al cuello, la victoria del Borussia estará más cerca. No queremos que pueblen el estadio personas que no crean en la remontada. Si queremos ganar, debemos de saber que el único modo es vociferando enrabietados los noventa minutos, sin descanso, alentando a nuestros jugadores hacia la gloria.

    DI STÉFANO: "HAY QUE PREPARARLES UNA ENCERRONA. LOS DÉBILES SE QUEDAN EN CASA. PERDÓN, EN MADRID, PORQUE YO PIENSO QUE LA HINCHADA BLANCA ESTARÁ CON NUESTRO EQUIPO EN WEMBLEY".



    4. Al inicio del partido, después de un impetuoso mosaico -si se sacan bengalas mejor- y de elegir atacar en el fondo sur en la segunda parte, no debemos de tardar ni un segundo en hacer una falta. Y que sea de amarilla. Provocar una tangana. Liarla. Meter aún más al público dentro del infernal ambiente.

    5. Meter uno -dos sería idílico- antes del descanso. En el gol, quitarle el balón de las manos al portero, volverla a liar. Otra amarilla si hace falta. Que la sangre del público no deje de hervir. Que el espíritu de Juanito invada el alma de cada uno de los jugadores.

    GRANERO: "YO CREO MÁS QUE NUNCA EN ESTE EQUIPO Y EN EL MÍSTER. EL MADRID ESTARÁ EN WEMBLEY. SEGURO. HALA MADRID".

    6. Al inicio de la segunda parte, otra falta. Que sea muy dura, casi de roja. Volver a montar una tangana. Rodear al árbitro, presionar. Las pupilas de los aficionados se volverán a dilatar, sus ojos se inyectarán en sangre de nuevo.

    7. Meter el segundo gol antes del minuto 70-75. El tercero caerá sólo.


    8.. Morir en el campo. Durante todo el partido, sí, pero más aún en el final del segundo tiempo. Que cuando termine el partido, independientemente de la derrota o de la victoria, los asistentes médicos del Madrid porten bombonas de oxígenos para salvar la vida de los que agotados, yacen en el suelo. Que hospitalicen a los que lo necesiten. Que no dejen ni una puta gota de esfuerzo por utilizar.

    MOURINHO: "EL RESULTADO ES REMONTABLE, NO TE PUEDES IR DE UNA COMPETICIÓN SIN MORIR EN EL CAMPO. SI EL BORUSSIA NOS TIENE QUE ELIMINAR, QUE SUFRAN".







    ¡Hasta el final, vamos Real!


    |


  4. #YOVOY

    viernes, 29 de marzo de 2013

    La marcha sólo es un grito. El grito de la desesperación. El rugido de aquellos que encolerizados por tanto sinsentido tratan de consolidar el proyecto que más encarna la historia del Real Madrid, que no es otra que la que va de la mano de la senda del triunfo.

    Nos llaman terroristas cibernéticos, nazis, tarados, yihadistas, talibanes y falangistas únicamente por defender la figura de nuestro entrenador. Y éstos alienados son los mismos que nos dan lecciones de madridismo. Los que reivindican valores y sensatez. No lo permitiremos.


    Aguantamos día tras día las mentiras y calumnias dirigidas intencionadamente para destruir la esperanza ilusionante que nos da vida. Atentan contra nuestro futuro triunfante. Monopolizan los discursos en los medios de comunicación haciendo de la prostitución intelectual su práctica mas efectiva. 
    Utilizan sus puestas en escenas para vejar a todo aquello que se aleje de su pensamiento único. Pretenden, obsesionados, volver a manejar los hilos del club.

    Por eso decimos BASTA. Quizás haya mejores maneras, pero sea cual sea la forma de hacerlo, será justificada.


    Como Tyler Durden, hemos creado un club de la lucha para escapar de una sociedad enferma que claudica ante los depravantes procedimientos de los terroristas que, detrás de un traje de chaqueta y corbata, maquinan métodos para afianzar su doctrina anti-madridista bajo la pluma en el papel o en los medios que precisen, abanderando la tirria ojeriza, la fobia, la inquina, el odio y el rencor al Real Madrid y al hombre que nos conduce por la vereda del éxito.


    La marcha no sólo servirá para apoyar a Mourinho, también será un bramido clamando libertad, una libertad privada por las cadenas mediáticas que sólo se eliminará con la continuidad del proyecto.

    Todo el que mire para otro lado, está contribuyendo a la destrucción.
    Firmas, marchas... todo por nuestro Madrid.
    #YoVoy. Adelante Mou, adelante Madrid.



    |


  5. El madridismo se desencadenó

    sábado, 16 de marzo de 2013

    En una fría y oscura cueva yacían miles de seres.
    Atados de pies y manos, prisioneros desde su nacimiento con cadenas de forma que sólo podían mirar hacia una de las paredes de la caverna con total inmovilidad, percibían que en el fondo del lúgubre lugar se proyectaban imágenes y objetos que visionaban todos los habitantes cavernícolas, que, imposibilitados también a cualquier alternativa, consideraban como verdad todo aquello que veían.
    Día tras día observaban todas aquellas imágenes que algún enigmático e interesado ser proyectaba haciendo que los prisioneros creyeran que ésa era la vida. Que ésa era la única verdad. El único camino.

    La tétrica escena se repetía a cada segundo.
    Un día, uno de los seres se desencadenó. Harto de conformarse con aquella doctrina, se liberó e intentó buscar una alternativa.




    Débil y exánime, escudriñó toda la cueva en busca de una salida, de una disyuntiva en la que él sea el único que elija cuál sea su verdad. Un atisbo de esperanza en forma de luz aceleró su corazón. Trepó una escarpada subida y salió de la atribulada guarida.
    El sol le cegó pero le permitió apreciar una nueva realidad. Todo lo que años atrás había creído como verdad, se rompía en un segundo. Mediante el razonamiento distinguió entre la verdad y la mentira. Entre el bien y el mal.
    Enérgico, bajó a la caverna para liberar a todos sus semejantes que como él tiempo atrás, seguían viendo las imágenes proyectadas al final de la cueva. Éstos, ignorantes y desconocedores, incultos y ajenos a la realidad, se reían y mofaban del libertador afirmando que la luz del sol le habría estropeado los ojos, asegurando que la única verdad era la que se apreciaba al fondo de la gruta.
    El libertador, desesperado, aguantando una masiva afronta en la que incluso pedían su muerte, partió las cadenas de varios de ellos y les empujó hacia la luz, guiando a los ignorantes hacia el conocimiento verdadero a través de la razón.

    Desde hace meses, o años, venimos viviendo escenas parecidas.
    El madridismo, harto de tanta falsedad y portando la bandera del pensamiento y la razón, se liberó de las cadenas periodísticas y morales que años atrás nos habían metido como si de la "técnica Ludovico" en La naranja mecánica se tratara.
    El aficionado blanco, ignorante, creía e incluso defendía a ultranza lo que veía día tras día en la caverna mediática. Noticias e imágenes se proyectaban en tinta a diario. Esa era la única verdad, hasta que un glorioso día, saturado y saciado de tanto desconocimiento, se liberó.




    Y no sólo se liberó, sino que se enfrentó a los que hasta ahora, le habían puesto, sin opción, una óptica completamente diferente a la verdad. 
    Siendo conscientes de la situación, los liberados se unieron y crearon diversas fuentes de denuncia, ya sean en forma de  libros, grabaciones, o de trendig topics mundiales. Además, y probablemente siendo determinante, siguieron el camino de uno de los liberados más aventajados. Un portugués que trazó un camino para ennoblecer y honrar la historia que tiempo atrás manchábamos, inconscientes de ello.


    Sólo es el principio. Pero la liberación es un paso importante.
    En la cueva, quedan todavía miles de seres que siguen creyendo la verdad que desde su nacimiento visualizan, prisioneros de ella. Liberémoslos.
    Miles de blogs, de iniciativas, de plataformas, y en definitiva, de madridistas, inician un activismo de liberación para honrar nuestra historia. Sólo así triunfaremos.
    Como el valiente prisionero de Platón, nos vemos presas de mofas, insultos, bloqueos y vejaciones personales de aquellos que, inconscientes quizás, apuestan por la oscura "verdad" que portan esos interesados y enamorados de la doctrina para conseguir sus objetivos.
    Nosotros, juntos, nos estamos liberando.
    Somos madridismo.

    Estamos en el camino.


    |


  6. SÚMMUN DEDOCRÁTICO

    viernes, 8 de marzo de 2013

    Estoy hasta los cojones. Y por varias cosas.

    Se sabe ya, pues es oficial, que la final de la Copa del Rey se disputará en el Santiago Bernabéu el viernes 17 de mayo a las 21:30h.
    Disputar la final en Chamartín anula el ambiente copero de la afición madridista que acudirá al estadio como si de un Madrí-Getafe se tratara. Si habitualmente la hinchada blanca se caracteriza muy a mi pesar de personificar las necrópolis mas sigilosas en lo que a animación y apoyo se refiere, esto ya servirá de confirmación del apelativo. El "con una afición entregada sumas un gol directamente al marcador" no tiene significado para la final de Copa ni lo tendrá, visto lo visto para el club blanco.
    Además, el tormentoso centenariazo puebla mi pérfido recuerdo.



    Pero esa no es la razón principal de mi hastío.
    Enterarme de que 24.000 de las entradas para presenciar la final en Madrid van destinadas a los "compromisos" de la Real Federación Española de Fútbol desborda mi pacífica serenidad. Vamos, que me toca la polla.
    Y ahí no queda la cosa, de las 30.000 entradas de las que dispone el Real Madrid no hay ni una mísera entrada para un aficionado que no sea socio o que no pertenezca a una peña o esté dentro de los compromisos del club. Es decir, que un aficionado madridista que sienta el escudo como nadie y que se muera de ganas de vociferar en el estadio alentando a su equipo hacia la victoria en el Bernabéu no puede comprar ni una entrada para asistir al campo. O lo que es lo mismo, un exánime decrépito socio del Madrid ataviado de su asidua bolsa de pipas, puro en mano y bufanda bauliana alzada al cuello o el típico amiguito afortunado de la cúpula blanca puede ver el partido en detrimento del aficionado de a pie, del de verdad.


    Viñeta de @GesiOH

    La dedocracia imperante en nuestra sociedad enerva mi sangre, sangre blanca impoluta que no podrá calentarse viendo como su Madrí juega una final de Copa ante el Atleti. 
    Es una pena que los mismos que dan conferencias ante miles de personas y hablan de los valores y de la expansión del patrimonio madridista por el mundo son los que ignoran y menosprecian a los aficionados de verdad, los de toda la vida, los que acérrimamente defienden a la institución día tras día, los que, lamentablemente, no podrán ver a su equipo por los "compromisos" políticos del club al que ha entregado su sentimiento. 
    Una vergüenza. Una puta vergüenza.
    El súmmun dedocrático aniquila el ambiente, las ganas, la voluntad y el alma que define a este club. El bienquedismo no permitirá que, cumpliendo el dicho, el Madrid vaya al partido con un gol más al marcador.

    |


  7. NUESTRO triunfo

    miércoles, 6 de marzo de 2013

    Semana gloriosa.
    El Real, ese rey de reyes europeo y mundial, pasó a cuartos en la Champions League después de eliminar en fase de grupos al campeón de Alemania (Borussia Dortmund), al campeón inglés (Manchester City), al campeón de la Liga Holandesa (Ajax) y después de eliminar al actual campeón de Inglaterra, el Manchester United. Todo esto posteriormente de ganar en dos ocasiones consecutivas, al Barcelona. Una en Copa, eliminándolos de la misma y entrando en la final y otra en Liga. Apoteósico.

    Que mejor manera de celebrar que hoy, 6 de marzo del 2013, se cumplen 111 años de inmaculada historia blanca, repleta de éxitos, triunfos y victorias que rellenan la tinta de la pluma que escribe la historia del fútbol.




    El mejor club del siglo XX -9 Copas de Europa, 3 Intercontinentales, 2 Copas de la Uefa, 1 Supercopa de Europa, 32 Ligas, 18 Copas del Rey, 9 Supercopas de España, 1 Copa de la Liga, etc.- culmina una semana histórica que se antoja como obertura al camino tan deseado de la Décima.

    Mas allá de las victorias contra los campeones, hay que reconocer que una de las etapas más importantes del club, protagonizada por José Mourinho, llega a su punto álgido.
    La victoria, que ocasionó inusitados terremotos por las continuas bajadas y subidas al carro -en el que siempre permanecen los madridistas de corazón, y no los de ocasión- se produjo gracias a las consumadas aportaciones del portugués.
    Recuerden, contrariando a los lúcidos periodistas patrios, los mejores del partido fueron el imperial, formidable y espléndido Diego López junto con Modric, -que no Silva- Kaká, -que no Mata- Coentrao y Varane. Capitaneados por Cristiano. Triunfo Mourinhista que ocasionó cambios de crónicas y grandes lamentos y sollozos. El Comando Txuletón y sus amigos pasan por una crisis grupal.
    Gracias José.



    Señales que confirman el triunfo del ilusionante proyecto al que, acérrimos, nos agarramos. O mejor dicho, del que nunca nos soltamos.
    Este triunfo es nuestro.
    Sólo nuestro

    ¡HALA MADRID!


    |